voyylocuento

un número uno

Nunca en sus 150 años de historia el prestigioso fabricante de pianos Steinway había utilizado el numbre de ningún artista para identificar un modelo de sus instrumentos. Hasta que llegó Lang Lang. Llegó, eso sí, después de hacer “Un viaje de miles de kilómetros”.

Debo contar lo que viví durante las Olimpiadas de Barcelona 92, justo coincidió con el momento más oscuro de toda mi carrera; casi abandono el piano; estudiaba con una profesora que me odiaba y que me dijo que no tenía talento… Los Juegos Olímpicos me dieron el impulso para superar el mayor sufrimiento de mi vida (…) Los deportes siempre me han aportado energía para luchar contra los obstáculos, me han inspirado para afrontar los desafíos de la vida, así que Barcelona 92 me ayudó para hacer frente al peor momento de mi vida”. Un momento en que su padre le dijo que si se sentía mal sólo tenía una opción: “suicidarse bien tirándose por el balcón o tomándose un frasco de pastillas“. No le hizo caso y se dejaron de hablar. Ahora, 20 años después, Lang Lang es una estrella del piano con un look – eso sí – un tanto peculiar. En 2008 los Juegos Olímpicos  volvieron a marcar su carrera, esta vez en positivo: cuatro billones de personas lo vieron tocar en la inauguración de Pequín y dicen que su efecto ha conseguido que a día de hoy sean 40 millones los niños que estudian piano en China. Él empezo con sólo tres años, después de ver un capítulo en que Tom y Jerry se perseguían mientras el gato intentaba tocar la Rapsodia húngara número 2 de Liszt. Su padre creyó que tenía potencial y apostó por él. Dejó el trabajo y se trasladó con su hijo de Shenyang a Pequín. Vivieron en pisos pequeños sin calefacción, sin apenas dinero y bajo una estricta disciplina. Ahora, con 30 recién cumplidos, ha tocado ya en los mejores escenarios del mundo y ofrece un promedio de 130 conciertos al año. Estos días también lo hemos podido disfrutar en Barcelona, aunque en forma de documental gracias al In-Edit Festival: “The Art of Being Virtuoso” nos acerca ún poco más al día a día de esta estrella fan de Messi y del FC Barcelona.

Para saber más. Un libro: “Un viaje de miles de kilómetros” (Alba Editorial). Y un DVD: “Liszt, my piano hero”, que incluye el documental “The Art of Being Virtuoso”.

De momento, os dejo una muestra del binomio Lang Lang y Liszt:

y un extracto del documental:

Anuncios
Esta entrada fue publicada el noviembre 4, 2012 a las 6:44 pm. Se guardó como voy a escuchar, voy a leer, voy a ver y etiquetado como , , , , . Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: